Caminar ayuda a la rodilla

Según un estudio realizado recientemente se observó que personas con osteoartritis mejoraron sus rodillas y cadera al combinar el sulfato de glucosamina con una caminata de 30 minutos, 3 veces por semana.

En el estudio las personas disminuyeron el dolor y aumentaron la movilidad en sus rodillas y/o cadera.

Si comienzas a hacer ejercicio, hazlo gradualmente. De esta forma tus rodillas se irán acostumbrando a la actividad y disminuyes el riesgo de lesionar o lastimar más tu rodilla. Empieza con una caminata de 15 minutos aumentando 10 minutos cada semana hasta llegar a 35 minutos, hazlo mínimo 3 veces por semana.

Además, cuantos más kilos tengamos más se desgastan las rodillas por el peso que tienen que soportar. Hacer ejercicio y seguir una dieta con alimentos de bajo índice glucémico (como las frutas y las verduras), no alta en grasas y sí alta en fibra, puede ayudarnos a bajar de peso.

Así que: ¿preparados?, ¿listos?, ¡a caminar!

relacionados

Ir Arriba