Comprar algo para comer en tu camino a casa y calentarlo rápidamente en el microondas cuando llegas es fácil y cómodo, cuando eres una persona dedicada a su carrera que se pasa todo el tiempo en el trabajo. Sin embargo, no es saludable. Por eso, aquí encontrarás algunas ideas de comidas rápidas que también son saludables; pruébalas y podrás sentirte libre de culpa sin la necesidad de pasar demasiado tiempo en la cocina trabajando duro al lado del horno o el fregadero.

Pollo a la mexicana

Esta comida es saludable y, a la vez, muy fácil para una noche ocupada de la semana. Consiste en tres simples ingredientes: pechugas de pollo (deshuesadas), un tarro de salsa (orgánica es mejor) y queso con contenido reducido de grasa.Comienza simplemente lavando las pechugas de pollo y luego colócalas en una única capa, en una fuente para horno. Vierte encima un poco de salsa orgánica (cualquiera sea tu variedad favorita) y rocía una capa generosa de queso. Cubre el plato con una lámina de aluminio para evitar que se seque y hornéalo durante 30 a 40 minutos a 350 grados. El pollo estará muy jugoso y su sabor será delicioso. Sírvelo con pasta o arroz integral, y quizás algunos ?totopos? con contenido reducido de grasa para mojar en la salsa, y encima un poco de crema agria baja en grasa.

Enchilada de pavo

Como todo cocinero renuente, posiblemente ya tengas una olla de cocción lenta. Este plato se cocina muy bien allí pero también sale muy bien cocinado en la hornalla. Toma una libra (aproximadamente) de carne de pavo picada y dórala en una sartén. Vierte una lata de tomates triturados, frijoles rojos y frijoles pintos, agrega una taza de pimientos rojos o verdes y cebolla picada. Rocía chile en polvo generosamente. Hierve la mezcla a fuego lento durante 40 minutos o más, y sírvelo. El queso Monterrey Jack con bajo contenido de grasa o el pan de maíz son excelentes acompañantes de este plato.

Pastas con salsa de tomates y pesto

Esta comida es muy fácil y saludable, así que es ideal para el cocinero renuente. Cocina un poco de pasta de trigo integral según las instrucciones del envase, luego cuélala y enjuágala. Revuelve medio tarro de pesto y una lata entera de tomates orgánicos en dados en la pasta, algún condimento italiano u orégano, y cúbrelo con queso rallado para agregarle un poco más de sabor. Preparar el plato entero toma menos de 20 minutos. Si lo deseas, sírvelo con pan de ajo y una rica ensalada fresca.

Como puedes ver, no tienes que dedicar mucho tiempo o esfuerzo a cocinar un plato delicioso y, al mismo tiempo, saludable. Encuentra ms información en nuestra Farmacia en linea.

Ir Arriba