Control de ácido úrico

A pesar de lo que puede suponerse, la artritis es una dolencia que puede prevenirse o en su defecto controlarse con simples consejos de alimentación. Nuestro cuerpo produce miles de químicos y sustancias todos los días, muchos de los cuales se procesan a partir de lo que comemos, por lo tanto, la cantidad y el tipo de alimentos con los que mantenemos nuestro cuerpo tienen repercusiones inmediatas en nuestra salud.

La artritis por ejemplo, es una enfermedad provocada por la concentración de ácido úrico en las articulaciones y zonas de cartílago, esta sustancia producida en el hígado a partir de núcleos celulares animales es expulsada de forma natural en la orina, sin embargo, el consumo excesivo de alimentos como la carne bovina y porcina, así como carne de conejo y pescado, provocan el acumulamiento de esta sustancia provocando malestar en ciertas zonas.

El control del ácido úrico es relativamente sencillo, una dieta rica en frutas de todo tipo y hortalizas como zanahorias, calabazas y remolacha puede hacer toda la diferencia.

Una dieta baja en proteínas acompañada de sesiones de actividad física y buena hidratación, pueden revertir significativamente los malestares que la concentración de ácido úrico puede provocar.

Una vez que existe el padecimiento, existen formas naturales de bajar los niveles de ácido úrico que pueden llegar a provocar tantas molestias, por ejemplo, el jugo de limón puede ser un remedio casero muy eficiente, por lo tanto siguiendo la "cura del limón", en 3 semanas pueden bajarse los niveles y notar mejorías significativas, este remedio consiste en exprimir todos los días el jugo de un limón e ingerirlo lentamente con saliva para asimilarlo mejor, y siguiendo este simple consejo, los resultados serán sorprendentes.

Ir Arriba