Ya a los 20 minutos luego de dejar de fumar, la presión sanguínea disminuye, el pulso baja y la temperatura sanguínea en  manos y pies a aumentado.

Luego de 2 horas después de dejar de fumar, se ha reducido la nicotina en el sistema.

8 horas después de dejar de fumar, los niveles de monóxido de carbono en sangre disminuyen y el oxígeno aumenta al nivel normal de un no-fumador. Esta es una de las mejores ventajas al dejar de fumar, ya a que el monóxido de carbono afecta a los músculos, el cerebro y los tejidos.

Después de las 24 horas, tus probabilidades de un ataque al corazón ya han disminuido significativamente.

A las 48 horas el sentido del olfato a mejorado y el paladar cobra vida recobrando los sabores olvidados.

Luego de pasados de 2 a 4 días, todos los rastros de nicotina han sido eliminados de tu cuerpo. Lo que significa que no hay una sustancia adictiva física entorpeciendo su cerebro.

Entre 2 y 9 semanas después, la circulación mejorará, el ejercicio físico no sera tan agotador y la capacidad pulmonar aumentará de manera sustancial.

Después de pasados 3 meses, mejora tu fertilidad. Esta es una razón que  frecuentemente es pasada por alto cuando se buscan buenos motivos para dejar de fumar. En los hombres mejora la calidad y  densidad de los espermatozoides y en la mujer crecen las posibilidades de concebir, con una menor probabilidad de aborto espontáneo, o de dar a luz a bebés con elevado riesgo de muerte fetal, parto pretérmino o que el recién nacido presente  peso bajo al nacer.

Las manchas de alquitrán en los dedos y los dientes ya no aparecerán de nuevo afeando la apariencia.

Durante los primeros 9 meses,podrás notar que ya no padeces de falta de aire o tos y que la congestión  nasal o la fatiga mejoran rápidamente.

Luego de pasado 1 año, el riesgo de sufrir enfermedades coronarias desciende a la mitad que la de un fumador.A estas alturas y relacionado con el aumento de oxígeno, notarás una notable mejora en la piel y las encías. Este aumento de oxígeno ayudará a reparar la piel seca y las arrugas prematuras.

Luego de 5 años, el riesgo de padecer de cáncer de pulmón se reduce a la mitad. Lo mismo sucede con el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas, los cuales disminuyen rápidamente Y poco a poco estos maravillosos beneficios para la salud irán aumentado de progresivamente, gracias a dejar de fumar.

Entre 5 a 15 años después de dejar de fumar, ya no tendrás mayor riesgo de padecer algún accidente cerebro-vascular que la de cualquier persona que nunca ha fumado.

Luego de 10 años después de dejarlo, las probabilidades de enfermedad coronaria serán  las mismas que las de cualquier persona que jamás haya fumado. De hecho, el riesgo presente de una muerte prematura, provocada por todas las causas debidas al tabaco, literalmente desaparecen y vuelves a sentirte como aquellas personas que nunca han fumado.

También se debe considerar que al dejar de fumar mejorará la economía, mejorará también tu aspecto físico, desaparecerá para siempre el mal aliento, el  sabor de boca desagradable, eliminarás el mal olor de tu casa, mejorará tu piel, tus uñas y tendrás menos arrugas gracias a una mayor oxigenación.

¿No te parece que son un montón de buenas razones para dejar de fumar?

Ir Arriba