Dormir poco engorda

Se han realizado varios estudios que confirman que la falta de sueño puede influir en el aumento de peso.

En un estudio realizado con una muestra de más de 1000 personas que duermen menos de siete horas diarias, las mismas han presentado un mayor grado de obesidad que aquellas que duermen algunas horas más. La falta de sueño puede afectar al balance energético y, por ende, influir en el aumento de peso.

Este hecho sucede mediante tres mecanismos diferentes: en primer lugar, dormir poco aumenta el apetito. Estos cambios se producen en la leptina, que es una hormona que quita el hambre, entonces, cuando dormimos secretamos menos leptina. En segundo lugar, dormir poco hace que se tenga más tiempo para comer por la noche. En tercer lugar, la falta de sueño ayuda a la baja del gasto energético. Por esta razón cuando dormimos mal, al día siguiente nos sentimos tan cansados y tendemos a movernos mucho menos.

Si bien lo explicado anteriormente es un factor más a la hora del aumento de peso, no es el único. Una buena dieta es primordial, no solo para estar en forma, sino que también para estar sano. No dejes de asesorarte con un buen nutricionista.

AbsoluteBeds.com - Venta de colchones en toda España.

Ir Arriba