Hoy en día el balón intragástrico más común es el balón hecho a base de solución, el cual fue desarrollado en el año de 1986 por Fred C. Gau. Este dispositivo tiene una forma esférica, lo que ayuda a conseguir una fácil flotación en el estómago y disminuir el riesgo de impacto en la parte baja del estómago, lo que propicia que el dispositivo sea bien tolerado. El hecho de que esté hecho a base de silicón que es un material de alta calidad, lo hace seguro duradero y resistente al ácido estomacal. Su superficie lisa disminuye el riesgo de irritación o de fricción con la pared del estómago.

Las maneras en las que el balón intragástrico funciona en el cuerpo son básicamente dos. En la primera, se produce una restricción en el consumo de alimentos ya que al balón intragástrico ocupar un espacio dentro del estómago, el paciente sacia su hambre más rápido y con menor cantidad de alimentos ingeridos. Por otro lado, el balón intragástrico, hace que el alimento que se ingiere, se retenga en el estómago por un mayor tiempo, dando lugar a una sensación de saciedad por mayor tiempo después de comer; de hecho un estudio demostró que el tiempo de retraso de vaciamiento del estómago con el balón, es generalmente el doble.

A. Verástegui

hold.mx

Ir Arriba