Lidiar con el colesterol alto

El colesterol y los triglicéridos son grasas importantes en el cuerpo. Son vitales para la producción de energía, así como para la formación de células. Si bien tanto los factores genéticos como ambientales contribuyen a los niveles de colesterol, la dieta puede ser un factor importante en el desarrollo de niveles altos, que pueden ser peligrosos durante largos periodos de tiempo, ya que pueden conducir a un bloqueo de las arterias y enfermedad cardíaca futura.El colesterol alto generalmente se trata a través de dieta y ejercicio, así como con el uso de medicamentos. Durante el embarazo, sin embargo, la mayoría de los médicos recomiendan que sólo se utilicen la dieta y el ejercicio para controlar los niveles de colesterol, ya que las drogas comunes para disminuir sus niveles (como Lipitor o Tricor) no han probado ser seguras para su uso durante el embarazo. Esto puede significar abandonar su medicación regular para el colesterol durante los meses de su embarazo. Pero no se preocupe. Se cree que, debido a que el embarazo sólo dura un período relativamente corto de tiempo, tener niveles de colesterol ligeramente elevados durante nueve meses no debe contribuir a los posibles efectos adversos a largo plazo del colesterol alto.

He aquí algunas maneras seguras y eficaces de hacer frente a los niveles altos de colesterol durante el embarazo:

1. Deje de fumar... ahora. Las investigaciones han demostrado que las personas que fuman tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca en el futuro. Este riesgo disminuye dramáticamente cuando usted deja de fumar.

2. Si bien el embarazo no suele ser un momento para hacer régimen, comer una dieta rica en frutas, verduras, y fuentes saludables de grasa como pescado, aceite de oliva, aguacate y carnes magras, pueden ayudar a controlar los niveles de colesterol durante el embarazo. Asegúrese de no limitar demasiado su consumo de grasas mientras que esté embarazada. Las grasas saludables son fundamentales para el desarrollo neurológico del bebé.

3. Asegúrese de estar consumiendo suficiente fibra en su dieta. La fibra ha probado disminuir los niveles de colesterol en el cuerpo. Se puede encontrar en alimentos tales como frutas, verduras y granos enteros como avena.

4. Ejercicio. Si ya hace ejercicio con regularidad, debería ser capaz de continuarlo durante el embarazo. Sin embargo, debe discutir cualquier rutina y/o meta de ejercicio con su médico para determinar una cantidad e intensidad de ejercicio apropiadas durante el embarazo.

5. Beba mucha agua. El agua potable no debe ser subestimada como un factor importante en el control de los niveles de colesterol durante el embarazo. Trate de evitar azucarados, gaseosas y bebidas con cafeína, y sustitúyalos por agua.

Ir Arriba