Mantente limpio

A día de hoy estamos sumamente expuestos a muchos factores que pueden afectarnos de diferentes maneras. Por ejemplo, la crisis económica mundial en la que estamos sumidos a día de hoy, puede ocasionarnos a más de uno alguna que otra preocupación; y en algunos casos, pueden ser unas cuantas. Sin embargo, no quiero quedarme en el mero sentido económico de esta cuestión. La crisis, aunque no lo parezca, nos puede afectar de forma directa en otro ámbito, en el del estrés, y esto puede ocasionar que suframos o padezcamos ciertas dolencias que, en principio, no nos parezcan lo suficientemente importantes como para ocuparnos de ellas o prestarles una atención especial.

Además de por la crisis, el estrés puede venir ocasionado por muchas otras causas: bien nuestro ritmo diario (trabajo, labores del hogar, otras actividades, etc.), bien una alimentación deficiente nos pueden producir ciertos dolores. Me estoy refiriendo en concreto a un, en principio, típico dolor que podemos sentir: el de intestino. El dolor es la muestra definitiva que nos advierte de que algo no va del todo bien; puede ser algo pasajero o no, pero desde luego es una clara señal. Por lo tanto, hay que tomarse muy en serio los posibles problemas que podamos tener en este órgano tan importante.

Es sumamente esencial que tengamos especial cuidado con la limpieza de nuestro intestino (para más información haz clic en limpiar intestino), porque ahí es donde nos podemos evitar muchísimos problemas. Sin duda alguna, la limpieza de colon es, asimismo, clave, puesto que en esa zona se pueden acumular parásitos, con sus consecuencias. Así que no lo olvides: hay que mantenerse limpio, también por dentro.

Ir Arriba