Otitis

Desde el día que nace un niño, éste se expone a miles de virus y problemas de salud debido a la debilidad de su sistema inmunológico. Uno de los problemas de salud que más afectan a los bebés hasta que alcanzan los 24 meses es la otitis media y uno de sus principales causantes la bacteria del neumococo. Según cálculos del Howard County General Hospital, esta enfermedad causaría problemas en un espectro poblacional que oscilaría entre un 70 y un 80 %.

El tiempo preferido de la otitis media aguda para aparecer es tras una enfermedad pulmonar. Por tanto son las estaciones de otoño e invierno cuando hay que prestar más atención a los hijos y a sus posibles achaques. Los lugares donde haya muchos menores, como una guardería, fomentan la expansión rápida de la otitis, y es que aunque esta enfermedad no se propaga de persona a persona, los catarros, que provocan la enfermedad, provocan los contagios.

Para poder eliminar la infección una vez que ya atacó al bebé, se debe llevar al pediatra y nunca darle medicamentos sin consultar al especialista. Existen antibióticos que acaban con el virus pero que aplicados sin conocimiento pueden ser muy perjudiciales para el menor.

¿Cómo un padre o una madre puede sospechar que su hijo tiene otitis media aguda? Existen distintas reacciones de los niños pequeños frente a la enfermedad. Por ejemplo es muy común que comiencen a tocarse la oreja más asiduamente de lo normal. Esto es provocado por el dolor, para corroborar esta tesis los mentores deben de tocar el pabellón auditivo, si se quejan es porque hay dolor.

Debido a que el oído está conectado con otros sistemas del cuerpo lo normal es que el daño sensitivo aumente cuando el pequeño mastique y trague, así como que se suene los mocos.

La fiebre es un factor que no siempre aparece, sin embargo un constante zumbido y la sordera progresiva es lo más habitual y es muy peligrosa ya que puede ser para toda la vida.

Ir Arriba