El VIH es completamente prevenible, lo que implica que la prevención está directamente relacionada con los modos de transmisión.

* Transmisión sexual. No hay nada mejor que la abstinencia, pero aunque hay personas que apoyan esta opción, para otras personas esto es inaceptable. Las mejores alternativas son:

* Limitar el número de compañeros sexuales.

* Realizar actividades sexuales que no sean el coito anal o vaginal

* Usar condón en todas las relaciones sexuales, y

* Evitar entrar el contacto de líquido seminal o fluidos vaginales con la boca o los ojos.

Las personas VIH-negativas deberían jugar a lo seguro, independientemente de lo que diga la pareja acerca de su estado. Las parejas no siempre saben o revelan su estado con respecto al VIH o este puede cambiar. Las personas VIH positivo deben de tomar la responsabilidad de no contagiar a nadie más, sin importar las conductas o preferencias sexuales de sus parejas. Los condones son altamente efectivos cuando se usan regular y correctamente, pero no funcionan cuando se dejan sellados en la mesa de noche.

* Uso de drogas. El mejor tratamiento para el uso de las drogas es acudir a un programa de rehabilitación y dejar de usarlas. Pero si esto no es posible, nunca compartir jeringas o agujas. Es fácil decirlo, pero no hacerlo; sobretodo en lugares donde no existe programas de intercambio de agujas. Si se diera el caso de tener que compartir agujas o jeringas, se deben desinfectar con cloro.

* Transmisión a los hijos. Todas las mujeres embarazadas deben de tomar la prueba del VIH. El tratamiento durante el embarazo tiene una efectividad casi del 100% para prevenir que el bebe se contagie. Las madres VIH positivo no deben lactar a sus hijos.

No hay que pasarse el tiempo preocupado por formas raras y obscuras de contagiarse, con el simple hecho de no compartir agujas y usar siempre condones, la epidemia de VIH podría desaparecer.

Para más información acerca del virus del SIDA VIH visite:

http://www.que-es-el-virus-del-sida-vih.com

Ir Arriba