Una prueba de paternidad se realiza con el fin de demostrar si un hombre es o no el padre biológico de otro individuo. Esto puede tener importancia respecto de los derechos y obligaciones del padre. De la misma manera, también es posible realizar una prueba de maternidad, aunque esto es menos común ya que casi siempre se sabe la identidad de la madre sin lugar a dudas.

Los métodos más antiguos empleaban la tipificación de grupos sanguíneos, el estudio de varios tipos de proteínas de la sangre y análisis de antígenos de histocompatibilidad (HLA). Hoy en día el análisis de ADN ha reemplazado casi completamente aquellos métodos.

El ADN de un individuo es prácticamente el mismo en cada célula del cuerpo. La reproducción sexual junta el ADN de ambos progenitores en forma aleatoria para crear una combinación única de material genético en una nueva célula. Es así que el material genético de un nuevo individuo deriva del de los dos padres. Este ADN es conocido como ADN nuclear, ya que se encuentra en el núcleo de la célula.

La comparación de las secuencias de ADN de un individuo con el de otro puede mostrar si el ADN de uno de ellos deriva del otro o no. Porciones específicas del ADN son estudiadas para comparar su similitud. Si dichas regiones son idénticas, se comprueba que que un individuo es el padre del otro. Además del ADN nuclear, las células tienen ADN en la mitocondria. A diferencia del nuclear, el ADN mitocondrial procede sólamente de la madre, y no sufre mezcla.

Probar una relación comparando el genoma mitocondrial es más fácil que hacerlo a través de la comparación del genoma nuclear. Sin embargo, sólo prueba si dos individuos están relacionados por descendencia maternal, y or lo tanto es de valor limitado y no puede usarse para demostrar paternidad.

En qué consiste la prueba?

Ciertas regiones del ADN humano presentan variación entre la gente. Cada una de éstas regiones posee dos tipos genéticos llamados alelos, uno es heredado del padre y otro de la madre. La prueba de ADN consiste en comparar varias de éstas regiones en el ADN del niño y del supuesto padre. Para mostar paternidad, el perfil de alelos del niño debe ser compatible con el del padre. La exactitud de la prueba depende del número de regiones (o marcadores) que se analizan. Algunos métodos comparan 6 u 8 marcadores. Esto da un resultado relativamente confiable. Sin embargo, las pruebas más concluyentes emplean hasta 16 marcadores. Esta prueba de paternidad es considerada la más eficaz.

Este tipo de pruebas de ADN pueden obtenerse fácilmente a través de laboratorios ofrecen sus servicios por internet. El interesado simplemente ordena su prueba por computadora y recibe en su domicilio un kit que consiste en hisopos de algodón estériles con los que se frota suavemente la boca del niño y del supuesto padre. La muestra se envía por correo al laboratorio donde se hace el análisis y los resultados están disponibles en unos 5 días. Ya sea por sospechas de infidelidad, para resolver un juicio de tenencia o por simple curiosidad, cualquiera puede hacer su prueba de ADN a un costo accesible y en la privacidad del hogar. Más información en http://www.pruebaadn.com

Ir Arriba