Té rojo

El té rojo es muy conocido actualmente por su buen sabor y por otra parte, por sus grandes beneficios, pero ¿de dónde nació el té rojo? Aquí te hablaremos un poco sobre su origen, claro está que son leyendas, pero esta es la más sonada.

El nombre ?té rojo? proviene de la región de Pu-er en Yunnan China, lugar de donde se dice que procede. En sus inicios, el té rojo, era única y exclusivamente bebida de la nobleza china. Para realizar este té se tiene que fermentar entre 2 y 60 años, al contrario de otros tés que suelen estar listos tras su recolección. El té Pu-er sale de unas bolas compactas (ladrillo de té) que se desintegran antes de ser preparadas.

El té rojo se recolecta de hojas de árboles viejos que son de la variedad ?hoja de té amplia? que se encuentra en el sudoeste de China y en las regiones colindantes con Birmania, Vietnam y Laos. Las hojas utilizadas están cubiertas de finos pelos y son más grandes que las hojas utilizadas para otros tés.

Cuando el té rojo se adquiere no preparado, lo que se tiene que hacer es poner la planta en agua a 85 C, retirarla inmediatamente y dejarla reposar en una tetera durante 10 minutos aproximadamente.

Ir Arriba